Millennials: Innovando la gestión del talento

Los empleadores que contraten y quieran retener el talento de los millennials tendrán que convivir con los valores y características de esta generación, fomentando un ambiente de trabajo en el que se desarrollen rápidamente sus inquietudes.

Los millennials demandan de las empresas, no sólo publicar sus valores en su sitio web, sino también ser consecuentes con ellos y mostrarse activos a la hora de poner en práctica lo que dicen. Ellos ven en el lugar de trabajo algo más que sólo trabajo, lo ven como un lugar para disfrutar.

No entienden que exista una separación como tal entre su vida profesional y su vida personal. Ya que dar lo mejor de sí en el espacio de trabajo significa también ser capaces de ser ellos mismos.

Sus pasiones e intereses en la vida son muy importantes, tanto, que quieren que sus empleadores los reconozcan y apoyen y, para eso, lo más importante es la escucha activa.

En cuanto a los largos periodos de vacaciones, se han quedado en cosa del pasado, quieren tener acceso a oportunidades más innovadoras y que les permitan avanzar en su proceso de crecimiento personal y autoaprendizaje.

No hablamos de conciliación del trabajo con la vida personal, sino un nuevo estilo de vida.

Algunos consejos para gestionar este cambio organizacional en la empresa son los siguientes:

  1. Invertir en el desarrollo y aprendizaje del empleado millennial, considerando su futuro y metas personales  en el desarrollo de su carrera profesional. Ayudarles a conectar los puntos sobre cómo su experiencia actual con la empresa encaja con sus metas más amplias es una buena opción.
  1. Potenciar su deseo de desafiar experiencias con mayor responsabilidad y mejorar los sistemas de apoyo. Permitiéndoles prosperar en un ambiente de aprendizaje, más emprendedor y más experimental.
  1. Abrir el diálogo para permitir que los empleados nuevos participen en el proceso de toma de decisiones. La inclusión de sus opiniones desde un principio, especialmente las de los más jóvenes, es necesario para asegurar que desarrollen una relación de confianza con la organización y crear comunidad.
  1. Innovar la experiencia de aprendizaje y desarrollo para asegurar que la creatividad y la colaboración se maximice al completo. Los nuevos empleados funcionan mejor en un espacio donde puedan crear e inventar, esto requiere que la administración sea menos top-down y más boom-up.
  1. Vivir los valores y mostrarlos. Los trabajadores quieren asociar sus valores con los de la empresa y generar una comunidad. No solo quieren poner los valores sobre papel, sino darles vida.
  1. Reducir las barreras jerárquicas y la distancia de poder entre los departamentos y empleados. Ya que confían más en las personas que en las figuras de autoridad, es importante desarrollar y avanzar en el liderazgo y gestión de equipos, conviertiendo la empresa en una organización más horizontal y social.

 

En definitiva, es una generación que no busca estar completamente desconectada de su trabajo y con largas vacaciones, sino que busca constantemente su desarrollo y crecimiento personal. Quieren ver a la empresa como un sistema de apoyo positivo, como un estímulo al aprendizaje, un aprendizaje que continúa incluso fuera del lugar de trabajo.

 

Emilio Froján Fernández

Business development manager / Impact  Hub

Head of Europe / Spontime

Post relacionados que te pueden interesar


Comparte en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *