Antes de ir a una entrevista de trabajo, infórmate bien

¿Estás buscando trabajo ahora mismo? ¿Tienes un trabajo estable desde hace tiempo pero te gustaría cambiar de puesto? Si es así, te tendrás que enfrentar a una de las pruebas más temidas por los candidatos a un empleo: la primera entrevista de trabajo con algún miembro del equipo de un departamento de selección o de recursos humanos. Además de cuidar tu postura, tus nervios, preparar una pequeña presentación de unos 30 segundos o haber elaborado una lista de preguntas y respuestas posibles, tienes que tener en cuenta otra cosa más: demostrar que conoces la empresa para la que vas a trabajar.

Para ello tendrás que dedicar un par de horas a informarte sobre la organización. Informarse no quiere decir aprenderse de memoria el año de fundación de la empresa, el número de empleados o los apellidos de todos los directivos de la misma. Todo conocimiento de la organización tiene que ser coherente, lógico y, sobre todo, útil. La finalidad última de esta parte de la preparación previa es obtener los datos suficientes como para demostrar tu interés por ese puesto de trabajo y fortalecer así tu “carta de presentación” ante el personal de recursos humanos. Al mismo tiempo te valdrá para saber si verdaderamente quieres trabajar en esa organización.

La pregunta que le surge a muchos candidatos es la siguiente: ¿Qué medios uso para conocer la información que necesito sobre una compañía? La respuesta es muy sencilla: recurre a medios propios, pagados y ganados. La tecnología te lo pondrá muy sencillo. Pero, ¿por qué esos tres tipos de medios? Porque la información ha de contrastarse. Puede que varíe tu percepción de la cultura o filosofía de empresa si acudes a su blog corporativo y redes sociales (medios propios), si revisas sus spots en televisión (medios pagados), o si decides leer alguna información en prensa o un post de un bloguero independiente (medios ganados).

Una vez revisados los principales medios a los que puedes acudir para conocer la empresa, tendrás que valorar qué información es relevante para tu primer encuentro con el personal de recursos humanos. Descubre cuál es su cultura empresarial y su employer branding para saber si encajarás en esa compañía. Conoce su producto, sus puntos fuertes y sus puntos débiles. Tampoco te olvides de valorar, gracias a las redes sociales o sus informes, cómo es su estilo de comunicación. Otra información relevante puede ser el perfil de LinkedIn de tu reclutador. Puede que tengáis algún contacto en común o hayáis estudiado en la misma universidad.

Una vez conocida su misión, visión o valores, será el momento de demostrar que quieres formar parte de esa compañía. Demuestra que te has informado, pero no pronuncies un discurso demasiado largo o lleno de cifras. El resultado será el contrario al esperado. Tampoco olvides llevar una pequeña libreta para tomar alguna nota. Al final del todo te permitirán hacer alguna pregunta. Plantea cuestiones inteligentes y útiles. Es la parte final de la entrevista, por lo que tendrás que tener cuidado para cerrarla con una buena impresión. Recuerda también que recursos humanos valorará las preguntas, pero intenta no hacer muchas para que la entrevista sea ágil.

Una vez asimilada toda la información sobre la empresa que necesitas, has de plantearte una serie de preguntas más habituales y elaborar las respuestas por si el personal de recursos humanos formulase alguna de ellas. Tras eso será necesario conocer algunos conceptos clave para el mejor desarrollo de la entrevista de trabajo. Entre ellos podemos destacar el assessment y development center o la selección por competencias. Algunas empresas ya no piden una carta de motivación, pero por si acaso tuvieras la necesidad de presentar una, es mejor que vayas haciendo varias pruebas para cuando tengas que presentar la definitiva.

Post relacionados que te pueden interesar


Comparte en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *