¿Por qué un comercial debería aplicar el ‘Social Selling’?

Las redes sociales e Internet han revolucionado de pleno el panorama actual, además, son una realidad de la que ya no podemos escapar. No existen ya ni dos opciones, la única opción válida es estar presente en el mundo online, pero no basta con estar presente de cualquier forma, sino que es necesario conectar e interactuar con nuestros seguidores, aprender a comunicarnos con ellos, estrechar lazos y así lograr que aumente su confianza en nosotros. Es decir, aplicar una estrategia de Social Selling para perseguir el objetivo único de generar ventas.

Y en medio de todo este escenario surge el Social Selling, que no es más que saber aprovechar los nuevos canales de comunicación en los que está nuestro público objetivo y utilizarlos en beneficio propio. Es decir, gestionar los nuevos canales surgidos a través de Internet para informar e intentar influir en las decisiones de compra de nuestro cliente, generar leads y, en definitiva, ventas.

Si hay una profesión que debe explotar al máximo esto, es la de comercial. Atrás quedan los tiempos en que la puerta fría y las llamadas al cliente eran las únicas acciones posibles para conseguir la venta. Ahora es necesario utilizar todas las herramientas a nuestra disposición para lograr el objetivo que perseguimos.

Las llamadas no se contestan, los correos tampoco, no tenemos tiempo para atender a alguien que nos para por la calle o toca al timbre de casa… Es necesario que el comercial sepa acercarse a sus contactos de otro modo, una forma más cercana y que tenga el Social Selling como base de su estrategia. La puerta fría ya no es más una estrategia exitosa.

Todo esto provoca que la figura del comercial, tal y como lo conocíamos, haya desaparecido. Los comerciales han de entender que ahora los clientes hablan en las redes, consultan con otros usuarios sus dudas sobre el producto o servicio, se informan en Internet y aprecian más las valoraciones de otros consumidores.

Es por todo lo anterior que un buen comercial ha de llegar a sus potenciales clientes de forma indirecta, haciendo que sean ellos los que se acerquen y nos elijan, porque no somos nosotros los que vendemos, sino ellos los que nos compran. El mejor modo de lograrlo es coordinando una buena estrategia de branding y marketing de contenidos, generando temas de calidad y que sean relevantes para nuestros lectores, intentando sorprenderles y generar interés para lograr así lo único que en realidad se persigue: las ventas.

Pero, para llegar a nuestro objetivo, el primer paso pasa por escuchar a nuestros consumidores y entenderlos, generar confianza y optimizar el perfil propio, bien sea personal o corporativo. Un perfil personal de un profesional de ventas ha de estar optimizado al máximo y no ofrecer, en ningún caso, una imagen descuidada. LinkedIn, sin duda alguna, es una de las mejores herramientas a disposición de los comerciales, ya que les permite aumentar y analizar su red de contactos a diario.

Si bien son solo algunos de los pasos a seguir, a través de nuestro Curso Online en Negociación Comercial y Ventas. Podrás ampliar tus conocimientos al respecto y obtener las claves necesarias para aplicar una buena estrategia, reciclando tus conocimientos y actualizándolos con nuevas herramientas y técnicas.

Eso sí, no existen resultados inmediatos, todos tenemos que entender que este no es un proceso a corto plazo, sino que habrá que esperar un par de meses para obtener ciertos resultados que puedan traducirse en ventas.

Post relacionados que te pueden interesar


Comparte en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *