turismo para todos los grupos

Turismo para todos

Viajar ha ido ganando protagonismo durante los últimos años, ocupando gran parte del tiempo que destinamos a las actividades de ocio y llenando nuestros ratos de descanso. Las cifras de viajeros no paran de aumentar, al tiempo que el turismo se convierte en uno de los sectores más rentables para la economía.  Razón suficiente para que éste deba ser accesible a todos.

El turismo es un bien social y, como tal, ha de estar al alcance de cualquiera sin dejar fuera a ningún grupo. Sin embargo, son muchas las barreras y dificultades que impiden que todos puedan disfrutar de esta actividad, de ahí la necesidad de facilitar el acceso a todas las personas y ofrecer igualdad de derechos y oportunidades, sin limitar la práctica a aquellos grupos con mayores impedimentos.

El ocio accesible es lo que busca: Ofrecer alternativas al alcance de todos.

Y cuando decimos al alcance de todos, no solo hablamos de personas con discapacidad, un 20% de la población mundial presenta algún tipo de discapacidad según la OMC, sino también de personas de la tercera edad o grupos de familias que viajan con niños.

Así que, ¿cómo definir turismo accesible? Una aproximación al término puede ser aquella que hace referencia a soluciones que facilitan el acceso de todas las personas a diferentes estructuras turísticas, independientemente de sus capacidades y sin que sufran discriminación alguna por ello.

En la actualidad, muchas empresas lo están poniendo en práctica. Numerosas agencias se han vuelto expertas en ofrecer soluciones turísticas a personas con movilidad reducida, como, por ejemplo, Travel-Xperience. Además, también existen aplicaciones que permiten consultar el grado de accesibilidad física del entorno, como EsAccesible App o Tur4all, herramientas muy útiles para todos aquellos que necesiten saber en todo momento las posibilidades que les brindan los diferentes destinos antes de visitarlos.

Si hablamos de países, Holanda es, probablemente, el más tolerante y accesible, ya que ofrece maravillosas posibilidades adaptadas a todas las necesidades. Tanto para disfrutar de la naturaleza como de las calles más antiguas de sus ciudades.

En cuanto a España, ciudades como Ávila, Tarrasa, Santander y Oviedo protagonizan esfuerzos por facilitar el acceso a sus lugares históricos, eliminando barreras arquitectónicas e instalando ascensores, rampas y puentes.

Los destinos de playa también empiezan a sumarse a la ola del turismo accesible. Por ejemplo, Barcelona, cuenta con una web específica para personas con discapacidad llena de propuestas como museos para ciegos, visitas en lenguaje de signos o apartamentos y playas adaptadas. Lo mismo ocurre en Madrid, donde además ayudan a planificar tu visita turística o de negocios.

Éstas son solo algunas muestras de las posibles soluciones que se pueden poner en marcha en materia de accesibilidad, si bien todavía queda un largo camino por recorrer para hacer de esta oferta, una más variada y completa.

El turismo para todos tiene es una oportunidad a nuestro alcance.

Post relacionados que te pueden interesar


Comparte en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *