Turismo en otoño

Turismo de otoño

Turismo de interior

Tras las apabullantes cifras récord de verano puede parecer que el turismo puede empezar a cojear con la llegada del otoño. Sin embargo, y dada la gran diversificación del producto turístico, la oferta varía, pero sigue ofreciendo un gran abanico de posibilidades que mantiene las cifras estables. Hablamos del turismo de interior.

Pasado agosto, atrás queda la predilección por los destinos costeros por excelencia y el orden de la lista de destinos turísticos elegidos por los viajeros, cambia.

En la temporada estival, las primeras posiciones las llevaron las ciudades catalanas, asturianas y andaluzas, pero, llegado septiembre, son Madrid y Barcelona las que alcanzan mayores cuotas. También aparecen ciudades del interior, como Segovia o Teruel, que empiezan a posicionarse en la lista de destinos preferidos por aquellos que se resisten a dejar de viajar.

 

Turismo enológico

Otro punto clave de la temporada otoñal es el turismo enológico, un segmento en desarrollo del sector y que se encuentra en plena moda. El hecho de poder escoger un destino que reúna cultura, historia y gastronomía ha dado un fuerte impulso a este tipo de turismo, que ya se ha convertido en una estrategia de diversificación aplicada por muchos que han visto negocio en el vino y la viticultura.

El turismo enológico forma parte de nuestra imagen de marca nacional y, además, ofrece la posibilidad de descubrir España a través de rutas por bodegas y la historia a través de la cual éstas fueron forjadas.

A ello se suma la gran oferta medioambiental que ofrece España, atrayendo al amante del vino a unos parajes de rica naturaleza y en un entorno eminentemente rural, sin olvidar que nuestro país ocupa la tercera posición mundial en cuanto a número de espacios declarados por la UNESCO como Reserva de la Biosfera.

Numerosos hoteles situados por la zona de La Rioja, Castilla y León, Castilla la Mancha, Aragón o Galicia, ofertan actividades enoturísticas que pasan por la visita a bodegas y degustación de su vino hasta el proceso de elaborado. Otros muchos cuentan también con spas especializados en tratamientos de vinoterapia.

Por lo tanto, hablamos de planes de escapada que van más allá del vino, sumando gastronomía, cultura y diversión en una oferta más que completa. Tanto si eres un experto del vino como si simplemente quieres aprender algo más, o desconectar, podrás vivir una experiencia única en un entorno especial y rodeado de viñedos.

De igual modo, para los que piensen más en las cifras, este tipo de turismo supone 2,5 millones de visitas al año en España, con lo cual no es de extrañar que numerosos empresarios decidan unirse para impulsarlo. Si todavía no eres uno de ellos, te ofrecemos todos los conocimientos que necesitas en tu negocio para explotar este nuevo producto turístico.

Post relacionados que te pueden interesar


Comparte en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *