¿Te ha tocado la Lotería? ¡Emprende!

 

¿Te ha tocado la Lotería de Navidad? Invierte en Emprendimiento Social

Todos esperamos este día con un saco cargado y no de regalos, sino de ilusión y deseos. Gracias a estos impulsos se mueve el marketing de la Lotería de Navidad, pero en qué decidamos gastarnos el posible premio es una decisión que puede llevarnos a la ruina directa. En unos pocos meses podríamos gastar todo el dinero satisfaciendo tan solo nuestros impulsos más inmediatos.

Por ello, los expertos recomiendan invertir el dinero a largo plazo en fondos fiables, inmuebles o proyectos viables. Ésta última es una opción muy atractiva, y más en nuestro país, dónde no paran de surgir ideas de lo más innovadoras. ¿Por qué no invertir en ellas?

El emprendimiento social surge con la idea de revolucionar el mundo a través de proyectos viables que ayuden al entorno o a las personas, y no por ello es menos serio a la hora de obtener rentabilidad económica. No nos quedemos solo con la visión de personas de barrio ayudando a otras personas, sino más bien con la visión de cambiar el mundo de miles o millones de personas en todo el planeta.

Los emprendedores sociales están hechos de otra pasta porque, aunque la rentabilidad económica es muy importante para el desarrollo y duración de su proyecto, lo es más la repercusión y beneficio social que pueden llegar a tener.

Es por ello que el emprendimiento social se convierte en una buena opción de inversión, ya que el objetivo principal no es el lucro y esto hace que el riesgo en la toma de decisiones disminuya.

  • Pero, ¿por qué se reduce este riesgo?

Un proyecto o idea social surge de una necesidad existente por lo que ya hay una viabilidad en el desarrollo de la misma, obteniendo una solución a medida. El principal problema a resolver es la financiación. Para llevar a cabo la idea y para que ésta sea viable en el tiempo tiene que ser rentable; un proyecto social nunca va a solicitar dinero para financiarse, podría pedir donaciones, aunque éste no es el caso.

Además, existen variedad de plataformas de crowdfunding que te ayudan en la labor de encontrar proyectos sociales para poder invertir y recibir réditos a lo largo plazo, incluso con la posibilidad de recibir este rédito en especie. Esta opción, además, te beneficiará fiscalmente, ya que la Ley de Micromecenazgo en España es favorable en este ámbito.

Con todo esto, puede que te plantees invertir en tu propia empresa social o convertirte en un Business Angel, ya que además de ayudar a los demás, estarás invirtiendo tu dinero con cabeza y vistas al futuro.

 

Sergio Rojo

División Digital

Post relacionados que te pueden interesar


Comparte en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *