ahorrar

Reduce tus facturas: Ahorrar es posible

Hace pocos días que todas las alarmas se disparaban por los altos precios que alcanzaba la electricidad. Ahorrar es hoy una de nuestras principales prioridades, acompañada de tener trabajo.

Afortunadamente, la tecnología ha llegado a nuestras vidas para ofrecer solución a todo este tipo de problemas cotidianos. Y, conseguir ahorrar, es uno de ellos. Para ello, existen aplicaciones y trucos que persiguen un consumo eficiente.

Te detallamos algunos a continuación:

  • DUCHAPP: esta app nos conciencia sobre la gran cantidad de agua que gastamos. Establece, por ejemplo, que para una ducha revitalizante son suficientes 3 minutos. Además, permite que el usuario personalice su propia ducha, agregando un lavado extra o acondicionador, por ejemplo. Si conseguimos hacerlo en menos tiempo del estipulado, acumula puntos en el ‘ranking de ahorradores’ y, lo mejor de todo, se adapta a nuestro tipo de música.  Consigue, por tanto, que te diviertas mientras ahorras agua.
  • Termostato inteligente: otro de los principales problemas en invierno es que cuando llegamos a casa y está muy frío, ponemos la calefacción al máximo. El contar con un termostato inteligente, que identifique nuestras rutinas diarias y se encienda un poco antes de que lleguemos, para que la casa esté caldeada, ayudaría a ahorrar en este gasto. Además, se puede programar desde el móvil.
  • Gadgets inteligentes: la subida más importante en los meses de invierno es, junto con la anterior, la factura de la luz. Dispositivos como ENERGY EGG apaga los dispositivos cuando no detecta movimiento alguno. La misma finalidad persigue NUBBING, una startup que ha creado un sistema capaz de analizar el consumo de electricidad. No solo señala qué dispositivos consumen más, sino que nos indica a qué horas se produce el consumo en el hogar y ofrece recomendaciones para un ajuste más eficiente, como por ejemplo un cambio de nuestra tarifa o de horarios.
  • Por último, OUT OF MILK nos ayuda a controlar la lista de la compra, sabiendo qué hay en la despensa en cada momento, qué necesitamos comprar y su precio. Permite utilizar la voz y también escanear el código de barras de cada producto, ofreciendo la opción de compartir la lista con otros usuarios de la casa.

Además de estas funcionalidades para la vida cotidiana, la llegada de las nuevas tecnologías también supone ahorro para las empresas. Ejemplo de ello es el teletrabajo, con el que las empresas consiguen ahorrar en la factura de la luz, la compra de material y otros recursos. No se necesitan tantos ordenadores, sillas o mesas, ni una oficina tan grande. Y, por supuesto, también se ahorra en energía.

Post relacionados que te pueden interesar


Comparte en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *