planes de formación en pymes

¿Necesitan las pymes planes de formación?

Más del 99% del sector empresarial español, está compuesto por las denominadas, pymes, pequeñas o medianas empresas, o lo que es lo mismo empresas que cuentan con menos de 250 trabajadores. Aunque somos uno de los países a la cabeza europea en número de pymes, existen ciertas acciones empresariales, que seguimos creyendo que están solo destinadas a las grandes empresas, y dificulta su crecimiento, como pueden ser programas de formación a los trabajadores y directivos. Este hecho no hace más que desmerecer al sector, que no consigue ponerse al nivel de las pequeñas y medianas empresas de otros países europeos, como Reino Unido o Alemania.

Vivimos en un mundo cada vez más globalizado, donde para garantizar la supervivencia de una empresa es fundamental conquistar mercados internacionales. Uno de los principales hándicaps con el que cuentan muchas den las pymes españolas, no es la falta de un producto de calidad, sino que llevan a cabo un modelo de gestión y organización que en muchos casos está obsoleto, y dificulta enormemente su inclusión en mercados internacionales.

Aunque es verdad que, en los últimos años, cada vez son más las pymes, que apuestan por la innovación y adaptación a las nuevas tendencias, dotando a sus trabajadores de formación, para poder obtener el máximo rendimiento de las nuevas tecnologías y modelos de gestión y organización, todavía queda un amplio sector que no está a la altura de sus competidores internacionales.

El modelo de organización y liderazgo excesivamente jerarquizado que todavía llevan a cabo muchas pequeñas y medianas empresas, debería ser parte del pasado, dando paso a un modelo de management transversal en el que todos los departamentos y trabajadores deben estar interconectados y contar con la formación necesaria para poder afrontar el papel de líder en cualquier momento y situación.

Al mismo tiempo no es solo suficiente con hablar de innovación e inclusión de las nuevas tecnologías, como estrategia de marketing, sino que debe ser un hecho que afecte a todos los departamentos y ámbitos de actuación de la compañía. Facilitando a los trabajadores un conocimiento específico de su aplicación en el trabajo diario. De manera que, a la hora de acceder a otros mercados, tanto empleados como directivos cuenten con la formación necesaria para poder desenvolverse internacionalmente.

Para llevar a cabo un buen modelo de formación empresarial en pymes es necesario realizar un estudio de las necesidades e innovaciones del mercado a nivel nacional e internacional, y adaptarlo a las necesidades específicas de la empresa.

Otros posts que te pueden interesar


Comparte en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *