¿Por qué estudiar un máster de Recursos Humanos?

Si retrocedemos un poco en la historia nos encontramos con una serie de momentos, o épocas en las cuales fue necesario un gran cambio para perpetuar el desarrollo de la especie humana. La revolución industrial (tanto la primera como la segunda) permitió el desarrollo de la industria y la agricultura para mantener el crecimiento demográfico. La revolución tecnológica permitió multiplicar el rendimiento facilitando las conexiones y operativizando procesos antes arcaicos.

Es probable, y son muchos los que así lo consideran, que hayamos llegado a otro momento crítico en la historia del desarrollo. La historia del capitalismo propuesto por Adam Smith esta basada en la mano invisible del mercado y en el rendimiento por el rendimiento sin importar los trabajadores, y esto lo sostuvo Taylor con su escuela de la Psicología del Trabajo. Pero a todos ellos se les pasó un aspecto más que relevante en el mundo laboral: las personas.

Hoy en día surgen constantemente nuevas teorías que explican el comportamiento humano de mil y una formas, muchas de ellas falsas o erróneas pero que evidencian el interés por parte de la sociedad, y sobretodo de las empresas, de promover el conocimiento en este ámbito.

La rama de Recursos Humanos resulta apasionante al tratarse de entender y conocer el funcionamiento de las personas en la empresa. Mucho se ha dejado de lado este aspecto, siendo de vital importancia al pasar tantísimas horas en el trabajo, más incluso de las que se están en casa (exceptuando las horas de sueño). Lo que se busca desde Recursos Humanos es potenciar al máximo el rendimiento del trabajador, a la vez que se aumenta la calidad de vida y el entorno laboral, algo a priori contradictorio pero un objetivo alcanzable, además de ambicioso.

La función de Recursos Humanos puede considerarse de las más complejas dentro de una organización puesto que no se basa exclusivamente en números sino que debe conjugarlos con las necesidades de los empleados, tanto a nivel laboral y económico como emocional. Pero la complejidad no es más que una muestra de la importancia que posee la gestión del factor humano.

Llegado un punto en el que el desarrollo tecnológico parece una constante, es más que probable que la diferencia deba buscarse desde el factor humano. Debemos buscar optimizar el rendimiento empresarial desde la base, desde los trabajadores. Y esto es algo que las empresas saben.

Por eso es el momento adecuado de estudiar un máster en Recursos Humanos. Hoy más que nunca goza de una muy buena consideración dentro de las organizaciones, ganando protagonismo interno en los departamentos de Recursos Humanos, y aumentando su presencia a nivel externo por medio de consultoras que tienen más peso que nunca, y la especialización de nuestra trayectoria laboral nos brindará muchas oportunidades. Por eso los Recursos Humanos es una especialidad con salidas, con muchas salidas debido al amplio espectro de actuación. Es el momento, no lo dudéis.

Otros posts que te pueden interesar


Comparte en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *