“No conseguir posicionarse no es un fracaso, es una lección aprendida”

Hay quien piensa que no es necesario tener una formación o una dilatada experiencia profesional para crear un negocio de éxito. Bajo este pensamiento encontramos ejemplos de grandes emprendedores, como pueden ser Steve Jobs o Bill Gates; pero lo cierto es que al final la voz de la experiencia sí tiene mucho que decir en la carrera de un joven emprendedor. Curra Rotondo es un ejemplo de ello. Rotondo es licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales y cuenta con una experiencia de más de 8 años en compañías textiles de reconocido prestigio, como pueden ser Grupo fun&basics, Pepe Jeans o Grupo Cortefiel, entre otras. A sus 35 años esta madrileña ya cuenta con su propia empresa textil, LEFRIK. Hablamos con ella sobre su marca y la situación del emprendedor en España.

  1. Muchos emprendedores definen el proceso que da origen a su empresa de forma épica: unos tienen un momento de revelación, algunos descubren su negocio en un viaje exótico y otros empiezan a crear su empresa en el garaje de su casa con sus amigos. ¿Podría contarnos cómo y de dónde surgió la idea de crear LEFRIK?

Lo épico del origen de LEFRIK fue el momento en que decidimos lanzar la marca. LEFRIK nace en julio de 2012, cuando en España el paro no paraba de crecer, el consumo caía en picado y en las noticias solo se hablaba de la prima de riesgo. LEFRIK nace en un momento económico muy difícil, y de ahí que  el objetivo principal de la marca fuera ofrecer un producto funcional, útil, sostenible y, sobre todo, a un precio asequible. Nuestro público objetivo en ese momento era especialmente exigente y muy sensible al precio.

  1. Probablemente su dilatada experiencia en el ámbito comercial dentro del sector textil le haya dado muchas ideas sobre qué hacer y qué no poner en práctica en su negocio. ¿Podría destacar tres grandes lecciones que haya aprendido de su anterior trabajo y que hayan sido importantes para crear su propia empresa?

Cada trabajo es una experiencia. Yo había pasado por varias empresas y departamentos del sector y cuando montamos LEFRIK pensé que ya lo había visto todo. Rápidamente me di cuenta de que montar una empresa de cero es un mundo y que me quedaba mucho por aprender. De las lecciones que ya traía aprendidas y que la experiencia en LEFRIK me ha confirmado, las más importantes y más difíciles fueron el control del gasto y la gestión de equipos.

  1. LEFRIK se define así misma como marca por su funcionalidad y su estilo. ¿Qué otros elementos diferencian a un producto LEFRIK frente a su competencia?

La relación calidad/precio creo que es lo más destacable de LEFRIK y lo que más cuesta mantener. Para conseguir productos de calidad a precios asequibles tienes que luchar mucho y mantenerte firme en el control de los gastos, porque como te despistes, te quedas sin margen.

  1. Al mismo tiempo la marca destaca por su compromiso ético, por ejemplo, posicionándose en contra de la discriminación o el trabajo infantil. ¿Cree usted que tiene sentido que hoy en día una empresa nazca sin una razón social?

Creo que hoy en día es algo que debería ser parte de cualquier empresa. No nos gusta hacer eco de nuestro compromiso ético, pero sentimos que es necesario que la gente lo sepa y que quede claro que este abarca todos los ámbitos.

  1. A simple vista, parece que la estética de sus productos recuerda un poco al diseño y estilo nórdico. ¿Hay algún factor o elemento que haga algún guiño al “made in Spain”?

Nosotros diseñamos productos útiles y sin florituras. Igual el diseño español está más relacionado con productos de diseños más estudiados, pero tampoco nos consideramos nórdicos, simplemente es un diseño sencillo enfocado a la funcionalidad. Jugamos con tejidos y colores e intentamos siempre que las formas sean simples.

  1. Hablando de emprendimiento y España, recientemente la quinta edición del Estudio Global de Emprendimiento de Amway comentaba que había aumentado la actitud positiva de los españoles hacia el emprendimiento. ¿Qué factores cree usted que han motivado este crecimiento?

La crisis y el paro han obligado a mucha gente a tener que buscarse la vida; eso, junto con varios casos de éxito y la publicidad en relación con el emprendimiento en España, han hecho que la gente se anime a emprender.

  1. ¿Cree entonces que se podría hablar ya de un movimiento de emprendedores relevante en nuestro país?

Por supuesto, hace unos años nadie sabía lo que era una ‘startup’, y ahora todo el mundo ha montado, trabajado o conoce a alguien que ha creado su propia empresa en España.

  1. Para ello es necesario una buena columna de financiación. W. Clement Stone dijo una  vez: “Dile a todos lo que quieres hacer y alguien querrá ayudarte a hacerlo”. ¿Encontró usted ese apoyo cuando presentó su proyecto?

LEFRIK es el proyecto también de David Ruiz de Andrés, fundador de DARUAN VC. DARUAN VC para LEFRIK no ha sido solo su columna de financiación, sino que además le ha aportado todo lo necesario para convertirse en una empresa propiamente dicha.

  1. Juan Urdiales, cofundador de Jobandtalent, comentó en una ocasión que todos los emprendedores tienen tres cosas en común: la creatividad, el nivel bajo de aversión a los riesgos y la rebeldía. ¿Comparte usted esas características con el resto de emprendedores?

Hay muchos emprendedores y todos muy diferentes. Creo que todos compartimos esas tres características, pero cada cual a su nivel. Lo importante es saber identificar tus debilidades y rodearte de personas que te complementen.

  1. Según su criterio, ¿qué otras cualidades ha de tener un emprendedor para arriesgarse a materializar su idea de negocio?

Creo que tienes que ser también un poco inconsciente pero a la vez tener sentido común.

  1. Sin embargo, no todas las historias de emprendedores con grandes ideas y sin miedo al fracaso terminan con éxito y varias ofertas de compra. ¿Qué les diría a todos esos jóvenes cuyos proyectos no han conseguido posicionarse en el mercado?

Más bien, solo contadas historias terminan en éxito, pero como son las más sonadas pensamos que es más habitual. No conseguir posicionarse no es un fracaso, es una lección aprendida; lo  importante es saber valorar cuándo un proyecto no tiene tracción y parar, eso es lo más difícil.

  1. Muchos empresarios señalan que el “ser tu propio jefe” no supone solo un sinfín de ventajas. ¿Se ha arrepentido alguna vez de crear desde cero su propio negocio?

Lo peor y lo mejor de montar tu propio negocio son los altibajos, un día todo te va genial y al siguiente todo se derrumba, pero cuando es tu proyecto no puedes ignorarlo, tienes que levantarte y otra vez buscar la formula para que todo vuelva a ir bien. En este aspecto el apoyo de DARUAN VC ha sido vital para LEFRIK.

  1. Como se puede ver entre los emprendedores, a pesar del riesgo y los dolores de cabeza, un gran porcentaje repite. ¿Ya tiene otra idea en mente para convertirla en un negocio de éxito?

Por el momento sigo trabajando para conseguir que LEFRIK llegue a posicionarse en el mercado, todavía nos queda mucho recorrido. No descarto volver a arrancar un proyecto desde cero, pero no a corto plazo.

  1. ¿Cómo ve su carrera profesional de aquí a 5 años?

No me gusta imaginarme en el futuro, confío en él y mientras tanto vivo el día a día.

  1. ¿Y a su marca?

En mi ‘wishlist’ está claramente posicionar LEFRIK como marca de referencia a nivel mundial y, sobre todo, conseguir que sea una empresa rentable.

Post relacionados que te pueden interesar


Comparte en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *