Las campañas de marketing más exitosas: Red Bull

El marketing se ha convertido en uno de los pilares más fuertes sobre el que se apoyan las empresas para extender, mejorar y dar a conocer su negocio. Quizá no seamos conscientes pero muchos tenemos en mente campañas de marketing que nos han sorprendido y de las que hemos hablado con nuestros amigos o conocidos. Podemos decir entonces que el marketing ha conseguido sus objetivos y que ha resultado un éxito. Pero, ¿cuáles son las campañas de marketing más exitosas o innovadoras?

Hoy vamos a hablar de una de las empresas que más destacado y crecido gracias a su cuidada estrategia de marketing, Red Bull. La compañía de bebidas energéticas ha extendido su negocio mucho más allá de la comercialización. ¿Cómo? Fundamentalmente realizando patrocinios, eventos e iniciativas que forman parte de su plan de marketing.

Pero comencemos por el principio, los orígenes de Red Bull. En los años 80, Dietrich Mateschitz decidió crear una bebida energética inspirándose en las bebidas de extremo oriente. El 1 de abril de 1987 la bebida se vendió por primera vez  en Austria, algo totalmente novedoso ya que este tipo de bebidas se habían comercializado muy poco. La bebida comenzó a darse a conocer ante el público. Todos recordamos su famoso eslogan de ‘Red Bull te da las’ y recordemos sus famosos anuncios con dibujos y tonos humorísticos. Pero Red Bull fue más allá y esos anuncios forman tan solo una parte de una gran cantidad de acciones de marketing que la empresa ha sabido cuidar perfectamente.

¿Su secreto? Aprovechar todos los recursos que tiene a su alcance, dirigirse a un público objetivo bien definido y seguir una estrategia de marketing innovadora y fuera de lo convencional.

¿Cómo? Patrocinios deportivos, generalmente deportes de riesgo o de velocidad, equipos de fútbol, eventos, competiciones, humor y ‘buen rollo’. De esta forma, el público relaciona la sensación que te proporcionan esas actividades con Red Bull y su bebida energética.

Estas actividades llevaron a la marca austriaca a convertirse en la marca global que más y mejor utiliza el marketing de contenidos y que utiliza todos los canales de marketing a su alcance para llegar al público objetivo y generar eco en la sociedad.

Uno de los ejemplos mas claros es el de Felix Baumgartner. ¿Cómo? ¿Que no sabías que el famoso salto se trataba de marketing puro y duro? Pues si, Red Bull consiguió colarse en millones de hogares y noticias globales gracias a la imagen de Baumgartner tirándose desde la estratosfera en caída libre a una altura de más de 39.000 metros, consiguiendo así batir tres récords. Pues bien, fue Red Bull quien financió esta aventura con la campaña ‘Stratos’, convirtiéndose el vídeo en Youtube  en vivo más visto (8 millones de visitas), llevando a cabo una retransmisión global a más de 50 países y grabando un documental. Y si, para la posteridad queda la imagen de Baumgartner con su traje y el logo de Red Bull. La empresa fue la pieza clave en todo el proceso, teniendo la idea del salto y financiando tanto su desarrollo como las actividades de promoción en medios online.

Esta sorprendente acción de marketing, de la cual muchos no se habían dado cuenta, proporciona ciertas lecciones que pueden resultar muy interesantes para todos aquellos que estén interesados en estas campañas:

  1. Red Bull creó una historia sorprendente que parecía poco probable que se consiguiera.
  2. Enganchaba al público al suponer un reto: ¿Conseguiría Baumgartner batir los récords? ¿Habría problemas durante un salto desde una altura increíble? Y lo que más se preguntaba la gente, ¿saldría con vida?
  3. Transmitió las imágenes del salto directamente a sus consumidores. Estas llegaron a multitud de países y hogares de todo el mundo, con diferentes contenidos y formatos. Además aportó un valor extra: una cámara que Baumgartner llevaba durante el salto y que reproducía lo que había vivido.
  4. Tener un plan de acción organizado con todos los posibles pasos a seguir. Es decir, tener todos los detalles y los mensajes controlados.
  5. Trabajar con profesionales y con los mejores medios y partners para asegurarse de que el impacto fuera internacional y sorprendente.

Todos estos pasos hicieron que un proyecto tan arriesgado y de grandes dimensiones supusiera un éxito rotundo para Red Bull. Teniendo en cuenta este y otros precedentes, no podemos dudar en asegurar que estamos ante una empresa de bebidas energéticas que tiene una gran estrategia de marketing, que ha sabido llevar a cabo para alcanzar el éxito. Es más, muchos consumidores asocian Red Bull no solo a su producto, sino a los contenidos y acciones que llevan a cabo.

Lo que está claro es que todas estas estrategias no pueden surgir de la nada. Red Bull se rodeó de los mejores profesionales, con una gran formación y experiencia. Si te interesa el mundo del marketing y tu sueño es poder realizar compañas como esta, puedes impulsar tu carrera con nuestros cursos de marketing y ventas y nuestro curso superior en fundamentos de marketing.

Otros posts que te pueden interesar


Comparte en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *