formación bonificada

La formación es imprescidible, y cada vez más accesible

“Cualquier persona que deja de aprender es viejo, ya sea a los veinte u ochenta. Cualquier persona que sigue aprendiendo se mantiene joven. La cosa más grande en la vida es mantener la mente joven”

 Henry Ford, Fundador de la compañía automovilística Ford

Henry Ford, sabía muy bien lo que estaba diciendo, y es que uno de los pioneros en la revolución en la industria y el mercado automovilístico, no podía estar muy equivocado, y casi 80 años después de su muerte, sus declaraciones siguen estando muy de actualidad.

Todos sabemos que la formación siempre es fuente de enriquecimiento tanto a nivel laboral como personal. Además, supone un pilar fundamental a la hora de buscar un nuevo empleo o crecer laboralmente dentro de una misma compañía. Aunque desde hace algunos años, esto no es solo una cuestión personal, sino que son muchas las empresas que han decidido dotar a sus trabajadores de formación, financiada por la propia entidad.

Se ha demostrado que ofrecer a nuestros trabajadores una formación de calidad, aumentará su productividad lo que ayudará a lograr más fácilmente los objetivos propuestos, dando la posibilidad de marcarse otras metas más ambiciosas. Además, cuando damos a los empleados la posibilidad de formarse, les haremos saber que son un activo no sólo importante sino indispensable para la compañía, haciendo que se sientan más queridos y valorados.

La importancia de la formación empresarial, es ya una realidad, por lo que desde 2004, es el propio Estado el que ofrece a las empresas la posibilidad de financiar, los cursos o másteres que le ofrezcan a sus trabajadores. Esta es la denominada formación bonificada. El presupuesto que se ofrece por parte del Sector Público, depende del volumen de trabajadores y su cotización a la Seguridad Social.

En la actualidad, con las nuevas tecnologías, el sector de los cursos de formación ha avanzado notablemente, ampliando su oferta, y aportando cada vez más facilidades y flexibilidad para acceder a los cursos. Con la llegada de los cursos online, el alumno no tiene la necesidad ni si quiera de verse atado a horarios, ni a desplazamientos que le quiten tiempo de trabajo u ocio. El organiza su propio tiempo y método de estudio.

Si aún no te parecen razones suficientes, para formar a tus trabajadores, date una vuelta por nuestra oferta de cursos online, y estamos seguros de que te decidirás a dar el paso.

 

 

Post relacionados que te pueden interesar


Comparte en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *