La cultura empresarial y el desarrollo organizacional

Con el desarrollo de los mercados, de la sociedad y de los nuevos modelos de negocio, las organizaciones han cambiado. Actualmente, no se conciben de la misma manera que hace años y, más allá de las ventas, se han incorporado nuevos términos que es importante tener en cuenta. Entre ellos, podemos encontrar la Responsabilidad Social Corporativa, la motivación laboral o, en este caso, la cultura empresarial.

Pero, ¿qué se entiende por cultura empresarial? A rasgos generales, se puede definir como aquello que identifica a la empresa, su forma de ser y su forma de actuar ante los problemas, las oportunidades y los cambios de su entorno.

Esta forma de ser de la empresa suele extenderse en toda la organización y los empleados, en forma de creencias y compromisos. Todo ello se recoge en tres conceptos fundamentales: la misión, que recoge de forma sintetizada el objetivo principal de la organización; la visión, que son las ideas generales de lo que una organización espera alcanzar en el futuro (‘ser una empresa innovadora y social’); y los valores, que representan la forma de pensar y actuar que tendrá la empresa ante determinadas situaciones. Todo ello constituirá la folosofia y la cultura empresarial.

¿Y cómo se puede construir y mantener la cultura empresarial? En primer lugar, el liderazgo es fundamental a la hora de extender este modo de ser a los empleados. Es fundamental que todos los miembros de la organización crean en los valores de la empresa y que ésta sea coherente en sus acciones. Por otro lado, una empresa que sepa manejar los conflictos de forma adecuada favorecerá la creación de un buen clima laboral. Además, siempre es bueno trabajar en el sentimiento de pertenencia de los trabajadores en los proyectos de la empresa, el reconocimiento de la actividad realizada y la vinculación que tengan con los valores y la cultura empresarial.

No hay que olvidar que todos los miembros que forman parte de la entidad han de conocer la cultura empresarial, que la organización tendrá que informar e ir actualizando conforme va evolucionando la organización y el mercado. Además, trabajar en la filosofía y la cultura empresarial permitirá a la organización diferenciarse de la competencia.

Si crees que desarrollar la cultura empresarial es importante y te gustaría formarte en ese ámbito, infórmate sobre el curso en Liderazgo Empresarial, el curso en Habilidades Directivas y Liderazgo en la Organización o nuestros cursos online en Recursos Humanos.

Otros posts que te pueden interesar


Comparte en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *