conciliación

La conciliación, sinónimo de productividad

Ya en 2012, el barómetro Conciliación Edenred-IESE revelaba que las compañías que facilitaban la conciliación laboral y familiar de forma habitual conseguían incrementar la productividad de sus empleados un 19%. Aquellos trabajadores que desarrollaban su actividad en empresas family-friendly, tal y como se las ha acuñado en los últimos años,  se sentían asimismo cuatro veces más comprometidos con su empresa y mucho menos tentados de cambiar de trabajo en el medio plazo. Un compromiso que escala hasta un 95% de los colaboradores que trabajan en entornos que favorecen la conciliación, frente al 60% de aquellos que lo hacen en entornos que la dificultan sistemáticamente.

Menor índice de absentismo

Dosificar las horas que dedicamos al trabajo y a nuestra vida personal y familiar es clave para sentir satisfacción con uno mismo, un hecho que enseguida se verá reflejado en la forma de trabajar y de relacionarse con los compañeros y superiores. Esa complacencia, a su vez, incidirá en un mayor compromiso, implicación y creatividad en el puesto de trabajo. Saber que no todo se reduce al trabajo hará que se aproveche mejor el tiempo en la oficina y reducirá drásticamente el absentismo laboral, con lo que la empresa obtendrá mayores beneficios.

En la práctica, las políticas de conciliación más comunes se traducen en horarios flexibles; teletrabajar varios días a la semana; no convocar reuniones a partir de las 17h; obtener permisos de maternidad y paternidad superiores a los que establece la ley, tickets guardería o guardería en el propio lugar de trabajo; becas para formación o la práctica deportiva de los hijos; conseguir ayudas para cuidar de nuestros mayores o de algún familiar con discapacidad y ventajas adicionales como atención sanitaria o planes de pensiones, etc. En cualquier caso, deben ser acciones meditadas y consensuadas por la Dirección y que beneficien por igual a toda la estructura de la empresa, fomentando la igualdad de oportunidades y la corresponsabilidad entre todos aquellos colectivos de distinto género, edad, rango, etc. que conforman la organización.

Salario emocional

Todo este paquete de medidas destinadas a favorecer la conciliación y responder a las necesidades personales, familiares y profesionales van más allá de las explícitamente económicas, ya que inciden de lleno en la calidad de vida y la salud física y mental del empleado recibe el nombre de salario emocional y ya se ha colado en el segundo lugar del ranking de factores más importantes a la hora de elegir trabajo.

Algunos estudios revelan que para más de la mitad de los españoles la conciliación es el factor más importante para elegir una empresa en la que desarrollar su carrera laboral, manteniéndose en el segundo puesto por segunda vez y recortando distancias con el factor mejor valorado, el salario. Completan el Top5 de factores mejor valorados otros como un buen ambiente laboral, la seguridad laboral y la flexibilidad, un factor, este último, especialmente relevante para los profesionales con formación superior.

Otros posts que te pueden interesar


Comparte en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *