carrera profesional

Impulsa tu carrera

Nuestra vida transcurre sin necesidad de tomar decisiones ‘demasiado serias’ hasta que nos enfrentamos a la realidad de tener que elegir sobre el futuro profesional que queremos. Es ahí dónde comienzan nuestras primeras dudas: ¿Qué carrera queremos estudiar? ¿A qué queremos dedicarnos? Las preguntas nos invaden y caben solo dos opciones, o lo tenemos claro, o no. Una vez elegimos una carrera y la finalizamos, las dudas vuelven a asaltarnos.
¿Es esto a lo que queremos dedicar toda la vida? Tanto si la respuesta es sí, como si es no, el siguiente paso es marcar un objetivo y fijarse metas para alcanzarlo. Un objetivo que casi siempre es impulsar nuestra carrera profesional. Para lograrlo, debemos seguir los siguientes pasos:

1. OBJETIVOS
Lo primero es tener claro el ‘qué’. Si lo que buscas es un ascenso que impulse tu carrera, debes diseñar acciones que te encaminen a lograrlo.
2. TIEMPOS
Teniendo claro el objetivo y la estrategia a seguir, debes definir el tiempo que te concedes para lograrlo. No es lo mismo que quieras conseguir un ascenso dentro de 1 año, que, dentro de 2, 3 o en un plazo más inmediato.
3. RETOS
Pero nadie dijo que fuera fácil…. En el camino hacia el éxito de tu carrera profesional, te encontrarás muchos obstáculos. Más, si todavía estás empezando. Tu actitud aquí será fundamental, no temas al cambio, porque para conseguir resultados diferentes tendrás que hacer cosas diferentes.
4. FORTALEZAS
En el camino hacia el éxito de tu carrera profesional, deberás definirte como profesional y saber, no solo tus debilidades, sino también las fortalezas que debes potenciar para lograr el objetivo final. ¿En qué eres bueno?
5. CONFIANZA
Parte del proceso es aceptar tus debilidades, lo bueno de trabajar en equipo es que cada miembro del equipo tiene un talento, y en la unión, dicen, está el éxito. No temas a las fortalezas de los demás, no hay mejor forma de aprender que rodeándose de personas talentosas.
6. APRENDIZAJE
Lo anterior no implica que debas confiar tus debilidades y carencias a otras personas, sino que ello no te detenga en el proceso de aprender. Desenvolverte por ti mismo, convirtiendo tus debilidades en fortalezas, buscando nuevos desafíos y actualizándote a diario son otras metas.
7. MARCA PERSONAL
No confíes en otros para venderte. El mejor plan de marketing es el que puedes hacerte a ti mismo, creando una potente marca personal que te permita aumentar la red de contactos profesionales que te conoce por lo que te hace diferente.

De igual modo, si a lo que aspiras es a promocionar en tu empresa, la polivalencia y tu compromiso harán el resto. Probablemente no consigas impulsar tu carrera tan pronto, pero, a veces, un cambio de posición dentro de la empresa, permite no solo que aprendas otras funciones, sino también a adquirir una visión global de toda la compañía, que te será muy útil el día de mañana. Invierte en ti y, esta vez, diseña una estrategia pensando en tus metas.

Nada como saber hacer, para saber mandar.

Post relacionados que te pueden interesar


Comparte en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *