Estrategias para atraer y retener el talento

Actualmente en las empresas, uno de los factores más importante es el capital humano, y si éste es de calidad, mucho mejor. Una buena compañía debe tratar a todos los empleados como iguales, y darles la misma importancia, ya que tus empleados marcan la diferencia frente a tus competidores.

El talento, depende mucho de la lealtad del trabajador a la empresa y sobre todo de aquellos empleados clave, que son los que aportan más valor a tu compañía. Puedes identificarlos en base a tres factores: gracias a su talento y dedicación, generan más ventas, consiguen un mayor margen de beneficio o son más productivos.

No lo hacen porque son mejores o más listos, sino porque están comprometidos con su trabajo y ponen su energía, esfuerzo y conocimientos al servicio de la empresa. Sin embargo, estas personas pueden ser captadas por otras compañías y, sin sus capacidades, es probable que que origine un clima algo incómodo, que provocará una pérdida de oportunidades y un malestar general en el resto de los compañeros, que ya no se sentirán con tantas ganas de trabajar. Hasta los clientes lo notarán. Además, reemplazar un gran talento, será difícil y costoso.

Sin embargo, un trabajador motivado y contento, será menos propenso a cambiar de empresa. Si no sabes identificarlo, puedes basarte en los siguientes puntos, para fomentar la motivación y con ella el talento:

  • Autonomía: Dejar al empleado la flexibilidad suficiente como para que sienta que tiene el control de lo que hace, sobre sus decisiones y sobre su trabajo.
  • Maestría: Ofrecer la posibilidad de dominar las tareas que realiza
  • Comprensión: Hacer ver que la función del empleado es un medio para conseguir un fin y que somos una pieza importante en él. Comprender el significado de por qué hacemos lo que hacemos.

Un error muy común es pensar que el dinero es la clave para motivar el talento, es decir, enfocan el compromiso a los incentivos económicos. El dinero es un motivador, sí, pero solo en si tenemos en cuenta que hay que pagar al empleado lo suficiente como para que no se preocupe por ello.
Para retener el talento de tus empleados, puedes comenzar por lo más sencillo, desde mejorar el clima laboral a revisar la política de incentivos para dirigirla a ese “salario emocional” que es tan importante. Empieza por observar, preguntar y escuchar a tus empleados. Implícales en la estrategia de la empresa y en la meta de conseguir un mejor lugar de trabajo, porque es cosa de todos.
Si no tienes claro cómo motivar y retener el talento de tus empleados, infórmate ya sobre nuestros Cursos Superiores en Management y Recursos Humanos con nuevas becas.

Post relacionados que te pueden interesar


Comparte en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *