líder 3.0

¿Eres un líder 3.0?

El liderazgo ha ido evolucionando en paralelo a los cambios y a las necesidades existentes en cada contexto, adaptándose a la transformación digital y sumando o editando competencias. El modelo de líder del que hablamos en la actualidad es un modelo 3.0, fuertemente vinculado a los Social Media y eminentemente social.

No es tanto un modelo nuevo sino más bien una evolución de los anteriores, que combina prácticas de gestión de los primeros con competencias totalmente nuevas. Por ejemplo, la principal diferencia entre los líderes tradicionales y los 3.0 es que estos últimos son casi nativos digitales, han nacido en pleno proceso de transformación digital y tienen interiorizadas en su práctica las nuevas tecnologías.

Entre las competencias que más suenan para este nuevo líder están el autoaprendizaje, el trabajo colaborativo o la inteligencia emocional. Lo que se resume en capacidad para asimilar cantidades ingentes de información y filtrar únicamente aquella de valor, aprender y desaprender conocimientos, desarrollar las inteligencias emocional, social y colectiva y, por supuesto, asimilar la importancia del trabajo colaborativo en red.

  1. Autoaprendizaje

De poco valen ya los perfiles profesionales que tienen absolutamente todo lo que se requiere en una oferta publicada hoy. No porque su currículum no sea perfecto, sino porque a la velocidad que se producen los cambios es bastante probable que sus conocimientos estén desfasados en un periodo de tiempo muy breve.

Por eso, ahora se valora mucho más que los líderes tengan capacidad de actualizar constantemente sus conocimientos para adaptarlos a las necesidades que van surgiendo en el contexto, reciclando su formación y volviéndose más competitivos. Se trata de aprender y desaprender habilidades a la misma velocidad que se producen los cambios y también de reunir un perfil sin miedo a experimentar y sin miedo al cambio. Por supuesto, también ha de tener iniciativa a la hora de resolver los problemas.

  1. Trabajo colaborativo

Además del trabajo en equipo, fundamental en cualquiera de los modelos anteriores, el líder tiene que poseer habilidades para trabajar de forma colaborativa en cualquier entorno, de manera abierta y a través de la red, participando en diferentes proyectos y con diferentes personas y haciendo uso de las redes sociales, donde se producen la mayoría de las interacciones entre negocios y personas. En un entorno digital en el que el trabajo no tiene fronteras físicas y las relaciones son más flexibles, el líder ha de tener la capacidad para dirigir y coordinar estos equipos gestionando la confianza y la autoridad de forma no presencial y con diversas estructuras de trabajo.

  1. Inteligencia emocional

Hablamos de líderes cercanos, empáticos y proactivos, que saben cómo dirigirse a sus empleados y cómo expresar lo que sienten y piensan. Seguros de sí mismos y que no se ofenden con facilidad. Serán los primeros en adelantarse a los cambios, antes de que la situación lo exija, sin asustarse por ello y afrontando todo desde una perspectiva de aprendizaje.

Éstas son las claves principales del nuevo modelo de liderazgo, una transformación que los líderes de hoy han de tener en cuenta para saber gestionar las generaciones que están entrando al mercado laboral y cuyas creencias, valores y prácticas difieren bastante de las tradicionales.

Si quieres actualizar tus conocimientos, te recomendamos este curso.

Post relacionados que te pueden interesar


Comparte en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *