comunicación entrevista de trabajo

Entrevista de Trabajo: Claves de comunicación

Cuando nos enfrentamos a un proceso de selección para un nuevo empleo, el CV suele ser nuestra primera carta de presentación. A partir de la primera criba, según nuestra experiencia, formación y conocimientos sobre el papel, suele pasarse a los candidatos seleccionados a una entrevista personal. Es en este punto donde nuestras habilidades de comunicación cobran especial relevancia, y pueden ser fundamentales para ser las personas seleccionadas para ocupar el puesto en cuestión.

Intentaremos darte alguna pautas de expresión corporal y verbal, para que estás no jueguen en tu contra, y te impidan superar la entrevista personal.

Comunicación Verbal

  • No tutees al entrevistador desde el primer momento, espera a saber cómo él se dirigirá a ti. En el caso de que adopte un tono de cortesía, haz tu lo mismo, si por el contrario adopta una actitud coloquial, pregúntale si le molesta que tú también lo hagas.
  • Deja que el entrevistador dirija la entrevista. Escucha las preguntas con atención, y responde sin interrumpir. Tampoco te excedas en la longitud de las respuestas, aunque en el caso de que lo hagas debes pregunta si quiere que acortes el tiempo de respuesta. Evita también contestar con monosílabos, pueden ser sinónimo de falta de conocimientos o interés.
  • Utiliza un tono de voz adecuado, ni demasiado alto, que resulte incómodo e incluso denote falta de educación, ni muy bajo, que deje entrever inseguridad o excesiva timidez.
  • Evita las respuestas negativas, transfórmalas hasta que se conviertan en positivas, para intentar aportar siempre un tono positivo y que resalte tus cualidades y capacidades.
  • No abuses de las muletillas, pide consejo a gente de confianza, para que te diga cuales son las muletillas que más utilizas en momento de nerviosismo o tensión, y ejercita la manera de evitarlas, de lo contrario harán que el entrevistador se sienta incómodo, y este deseando terminar tu entrevista.
  • Intenta adoptar un lenguaje correcto, sin ser excesivamente rebuscado, pero evitando el tono demasiado familiar o coloquial. De la misma manera no cuentes excesivos detalles de tu vida personal, en el caso de que sea el entrevistador el que te haga estás preguntas de índole privada, intenta no dar excesivos detalles o rechazarlas educamdamente, si fuera posible.

 

Comunicación No verbal

  • Intenta sentarte hacia atrás y con la espalda recta, aunque de manera natural sin que resulte una postura impostada.
  • Evita cruzar los brazos y las piernas, puede ser sinónimo de una postura de protección y defensa, cuando debe parecer todo lo contrario.
  • Mira a los ojos, pero sin parecer desafiante. Una persona que te mira a los ojos, de manera natural, da sensación de seguridad, y de atención.
  • Puedes gesticular o hacer movimientos con las manos, para enfacitar ciertas frases o explicaciones, pero no abuses de la gesticulación, puede entretener al entrevistador y transmitir nerviosismo.
  • Evita mirar el reloj de manera constante, este gesto aunque probablemente sea producto del nerviosismo, la persona que tienes en frente pensará que tienes prisa, o que estás deseando acabar.

Otros posts que te pueden interesar


Comparte en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *