Negocios de emprendedores digitales

Emprendedor digital: Tendencias

En realidad, las diferencias entre un emprendedor digital y uno tradicional no son tantas. La principal diferencia radica en el producto que, para el primero de ellos, se trata de un producto eminentemente digital.

Además, al emprendedor digital lo define su amor por las tecnologías y su familiaridad con el cambio. Acostumbrado a entornos turbulentos y de cambios constantes, está preparado y siempre alerta para enfrentarse a nuevos retos o desafiar situaciones inesperadas.

El efecto del boom tecnológico ha supuesto que muchas personas que tenían ideas para emprender, pero no posibilidades, puedan hacerlo. En el mercado tradicional, el emprendedor tenía que asumir más gastos y responsabilidades para poder llevar a cabo su objetivo: vender. Sin embargo, el hecho de hacerlo en un entorno digital, facilita mucho esas gestiones y trámites.

Algunas de las tendencias a través de las cuales camina el emprendimiento digital son las siguientes:

  1. Emprendedor colectivo

Coworking, networking, crowdfunding son conceptos que tenemos que empezar a asimilar. Al igual que el hecho de que una idea, por sí sola, nunca tendrá tanta fuerza como si es resultado de aprovechar el potencial de todo un equipo. No debemos tener miedo a compartir nuestras ideas, sino que más bien debemos hacerlo, empapándonos de todas las opiniones y apreciaciones de expertos de otras áreas que no dominamos.

  1. El dinero ya no es el principal obstáculo

Por un lado, el emprendimiento digital ha reducido considerablemente los gastos. Por otro, existen nuevas vías de financiación, como el crowdfunding o un mercado lleno de inversores deseosos de apostar por una idea creativa y original que apunta al éxito.

  1. Negocios sociales y sostenibles

Ya que nos encontramos ante un consumidor muy social y especialmente comprometido, no tiene sentido lanzar un negocio que no atienda a sus demandas. Y más teniendo en cuenta que extenderá sus exigencias éticas por todas las redes sociales que tenga a su alcance. Por ello, antes de lanzar tu negocio, haz que cuente con políticas de sostenibilidad y respeto al medio ambiente.

  1. No es fundamental disponer de un espacio físico

Las palabras que más fuerte empiezan a sonar por aquí son workhome o computación en la nube. Hoy es ya posible trabajar desde cualquier parte del mundo o desde tu casa, lo que hace que lo único vital sea tener conexión a Internet.

  1. Pasar a la acción cuanto antes

Existe un montón de gente en el mundo de los emprendedores. Todos tienen ideas, más o menos creativas, más o menos originales, pero lo que diferencia a unos de otros es su capacidad de pasar a la acción y materializarlas en un negocio real.

  1. Negocios globales

En un mundo globalizado y en el que Internet ha roto todas las barreras físicas, no tiene sentido diseñar un negocio pensando en que éste sea local. De todos modos, pudiendo acceder a clientes de cualquier parte del mundo, ¿por qué reducir tanto nuestro público?

 

Con todo ello, algo que no debemos perder de vista es la importancia de la formación ya que, si algo comparten todos los nuevos emprendedores digitales, es su base universitaria o de postgrado. De hecho, para lanzar un nuevo negocio, no hay nada como tener una visión global de todos los aspectos que puedan afectar a tu actividad. Algunos de nuestros cursos pueden serte de ayuda.

Post relacionados que te pueden interesar


Comparte en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *