Digitalización

Educación y Formación digital  

Los millennials y las nuevas generaciones están entrando con fuerza en el mercado laboral con un notable valor añadido frente al resto de generaciones: sus habilidades digitales.

Desde hace ya años las empresas, escuelas y universidades han tendido a la digitalización de sus contenidos, aulas y bibliotecas de una manera u otra, con mejor o peor implantación y dedicación.

Y es que hacerlo es muy sencillo y, si queremos, gratuito. Pero antes de dar ejemplos vamos a dar razones.

¿Por qué la educación y la formación deben ser una inmersión digital? Por su sencillez y por sus resultados. Las nuevas tecnologías no solo nos van a hacer ahorrar costes de materiales, sino que, sobre todo, van a hacer que asimilemos mejor los conocimientos a través de metodologías y pedagogías interactivas.

Ahora podemos ver en colegios cómo los docentes utilizan pizarras digitales para que los alumnos atiendan, incluso desde sus tablets. Nosotros también podemos hacerlo y no necesitamos invertir en pizarras digitales o estar todos en la misma aula para aprender.

Hay aplicaciones web y móviles que funcionan para la mayoría de dispositivos (sobre todo Android e iOs) y aquí os presentamos algunas que seguro que vendrán muy bien:

  • Padlet, es una pizarra virtual que nos ayudará a volcar información de manera colaborativa en una pizarra que podemos proyectar o incluso ver directamente en nuestros dispositivos móviles o PC’s.
  • Symbaloo, una plataforma de marcadores sociales donde generar una pantalla muy visual con enlaces a contenidos de interés y que podemos compartir.
  • Freedcamp, perfecto para los trabajos en grupo y el reparto de tareas. Esta plataforma de gestión de proyectos y tareas ayuda a trabajar en equipo, que los plazos de entrega se cumplan y que los documentos que vayamos generando los tengamos siempre disponibles.
  • Kahoot, porque jugando también se aprende, con esta app web podemos configurar nuestro propio Trivial en nuestro PC y convertir nuestro a móvil o Tablet en un pulsador como en el Buzz y competir para saber quién sabe más.

Estos son ejemplos muy sencillos, útiles y gratuitos que podemos utilizar en nuestro día a día para facilitarnos las cosas a la hora de formarnos y a la hora de enseñar a otras personas. Porque ya no se trata únicamente de digitalizar sino también de desmaterializar.

Otros posts que te pueden interesar


Comparte en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *