desarrollo del talento

Desarrollo del Talento: 4 Puntos fundamentales

Talento: Especial capacidad intelectual o aptitud que una persona tiene para aprender las cosas con facilidad o para desarrollar con mucha habilidad una actividad.

 

La clave para el buen funcionamiento de una empresa reside en una correcta gestión de los Recursos Humanos. Esto no consiste solo en la contratación de perfiles adecuados para cada uno de los puestos, sino también en desarrollar y potenciar el talento concreto de cada uno de los trabajadores que forman parte de la compañía.

Gestionar el talento interno, no siempre es tarea fácil, aunque intentaremos ayudarte un poco en esta difícil tarea, enumerando los pasos a seguir para conseguirlo:

  1. Potenciar el talento intrínseco. Basándonos en la definición de talento, podemos afirmar que el talento no siempre es algo palpable, por lo que para descubrir y potenciar el talento de los empelados hay que ir más allá de evaluar los resultados que obtiene en su trabajo. Hay que analizar sus aptitudes y habilidades, que no siempre se ven reflejadas en datos finales, sino en el proceso que han llevado acabo para alcanzar esos resultados, descubriendo no solo sus capacidades y habilidades, sino analizando como estos pueden ayudar a un mejor desempeño de sus funciones.
  2. El talento y los puestos de dirección. Aunque el desarrollo del talento, es labor primordial del equipo de RRHH, necesitarán de la ayuda de personas que trabajen diariamente con el empleado en cuestión, y si este es una persona de rango superior, que evalué su trabajo, mejor todavía. Por este motivo es muy importante formar a los directivos de las empresas en captación y desarrollo de talento, sea cual sea su departamento o división, para que conozcan las herramientas y desarrollen las habilidades de captación del talento.
  3. Motivación. Aunque hayas conseguido dar con el talento de algún empleado, de poco servirá si este no está lo suficientemente implicado o motivado para seguir desarrollándolo y poder dar lo máximo de si mismo. Por este motivo hay que desarrollar una estrategia para motivar a los empleados, guiándolos hacia el desarrollo de su talento de manera concreta.
  4. Retener el talento: Una vez realizada toda la labor anterior, habremos hecho un trabajo en balde, si no conseguimos que el talento que hemos captado y desarrollado permanezca en la empresa. Está inversión solo tendrá sentido, si conseguimos incentivar al trabajador lo suficiente, para que pierda su interés por irse, esto supone en muchas ocasiones adaptarse al talento concreto de los empleados, de manera que en la organización exista flexibilidad, a la hora de realizar cambios en la repartición de tareas, o incluso movilidad entre departamentos, para conseguir una mayor motivación por parte de los empleados, y poder seguir potencio su talento intrínseco.

Otros posts que te pueden interesar


Comparte en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *