¿Cuáles son los tipos de líder?

Un líder es, además de un jefe, una persona que orienta a su grupo de trabajo hacia la consecución de unas metas comunes, pero esta tarea no es para nada sencilla. Un buen líder ha de saber potenciar y explotar cada habilidad particular, y orientar a cada uno de los miembros de su equipo para que dé lo mejor de sí mismo.

Es más, un líder es una persona que se consigue todo aquello que se propone. En la actualidad, todas las empresas deben tener un perfil dentro de su organigrama que rebose dotes de liderazgo empresarial; un líder que sepa guiar a la compañía hacia los objetivos marcados.
Además, los líderes pueden clasificarse en diferentes categorías según sus características personales y aptitudes profesionales, hay tantos líderes como cualidades personales que, sin embargo, podemos clasificar en cuatro grandes grupos.

  1. Liderazgo Autoritario (Bill Gates): Un líder de estas características está claramente orientado a la consecución de unos objetivos claramente muy marcados. Es una persona claramente enfocada en realizar acciones para conseguir respuestas, incluso, ante algún problema, este tipo de líder asume el mando de las acciones para resolverlo, llegando a ocultarlo para hacerlo desaparecer.
  2. Liderazgo formador (Nelson Mandela) : Es el tipo de persona que se dedica a motivar a los miembros de su equipo para hacer de ellos personas más eficientes. Es un líder que necesita mucho tiempo para tomar una decisión, ya que sopesa exhaustivamente todo el abanico de opciones y consecuencias que puedan derivarse, además, valora y tiene en cuenta los problemas que los miembros de su equipo le plantean.
  3. Liderazgo motivador (Barack Obama): Es una persona cuya cualidad principal es el carisma. Se centra en transmitir mucha confianza a sus subordinados, ya que a través de esta, pueden conseguirse más fácilmente los objetivos. Además, los conflictos y dificultades que surgen siempre se plantean presentando opciones y promoviendo el intercambio de ideas para conseguir hallar la mejor salida, delegando así muchas de sus funciones a otros miembros del grupo.
  4. Liderazgo apático (Adolf Hitler) : Es un líder un tanto huraño. Delega tareas, y además ni forma ni motiva a su plantilla. Ante un problema, se limita a dar instrucciones sobre lo que hay que hacer, y donde hay que llegar, pero no indica el camino para lograr el objetivo. Esto hace que resulte más complicado mantener al grupo motivado y cohesionado. En muchas ocasiones, esta clase de líder encuentra dificultades para reconocer los problemas con antelación.

En resumen, si te encuentras ante la situación de tener que liderar un equipo, y no sabes que postura es la adecuada, te recomendamos que te informes sobre nuestros cursos de Management . No te arrepentirás.

Post relacionados que te pueden interesar


Comparte en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *