‘Crowdfunding’, una oportunidad para proyectos turísticos innovadores

Mark Zuckerber dijo en una ocasión: “Cuando das a cada uno una voz y das poder a las personas, el sistema generalmente mejora. En eso consiste nuestro rol, en darle a la gente ese poder”. Esta frase, que quizás muchos puedan entender que solo se aplica al ámbito de las redes sociales, también podría extrapolarse a otras acciones que observamos a través de la red. Hoy más que nunca ya no se pone en entredicho eso de que “el usuario es el rey”, y que su poder de decisión puede afectar o favorecer al crecimiento o a la situación de una empresa o de un personaje público. Asimilado esto, la constatación de este hecho puede convertirse en una oportunidad para quien la sepa aprovechar. Entre todas ellas, hablamos hoy de una de las más innovadoras: el crowdfunding.

Detrás del incremento del éxito de esta práctica en la red se encuentra una necesidad: la cada vez mayor dificultad para obtener financiación en la actualidad. Personas de diferentes campos con ideas innovadoras o proyectos artísticos han visto en el crowdfunding, también conocido como micromecenazgo, una forma alternativa para obtener los recursos económicos suficientes para poner en marcha sus trabajos. ¿Por qué han tenido tanto éxito? El usuario invierte una cantidad de dinero en un proyecto en el que tiene voz y del que forma parte. En unos casos el inversor gana dinero, en otros  decide la portada de un disco o aparece en los créditos de una película. En definitiva, este siente que tiene poder de decisión y recibe por ello algo a cambio. Se habla así de crowdfunding financiero y no financiero.

Para garantizar el éxito del proyecto en cuestión, este ha de ser innovador: una película de cine independiente o un documental que pretenda contar una realidad desconocida, una investigación relevante dentro del ámbito científico, o un proyecto social desarrollado por una ONG, podrían ser algunos ejemplos. Los datos refrendan la buena acogida de estas acciones en la red. Según un estudio presentado en 2015 por la Universidad de Cambridge y la Asociación Española de Crowdfunding, durante el 2014 se habrían aportado 62 millones de euros a proyectos españoles de micromecenazgo. Si se compara la cifra con la relativa al 2013, se observa un incremento del 113% en la cuantía económica recibida por este tipo de iniciativas.

En España cada vez son más las plataformas que se dedican a este tipo de acciones, entre las que se pueden destacar algunas, como ‘Creo en tu proyecto’, ‘Comunitae’, ‘Goteo’, ‘Verkami’, ‘Lánzanos’ o ‘Mi grano de arena’, entre otras. De entre los miles de proyectos que han conseguido despegar gracias a estos espacios, hemos querido conocer algunos relacionados con el sector turístico. Como comentábamos anteriormente, se prevé que en 2016 el turismo vuelva a crecer en nuestro país. Con esta información son cada vez más los emprendedores que desarrollan proyectos enmarcados en esta actividad. En las iniciativas que comentamos a continuación, las vías de financiación alternativas adquieren especial protagonismo, recompensando al inversor económicamente, con regalos físicos o con experiencias.

Viemocions es uno de los ejemplos de las nuevas formas de ocio. Se trata de una agencia de viajes online especializada en rutas enoturísticas. Teniendo en cuenta la dificultad de conseguir socios de capital, este proyecto se valió de Seed&Click, una plataforma que ayuda a emprendedores a buscar financiación colectiva. Lo mismo le sucedió a la app Use-it, una red europea de información turística para jóvenes, que consiguió 12.898 euros a través de Indiegogo para el desarrollo de una aplicación móvil. Al mismo tiempo estos sites ofrecen también su apoyo a proyectos turísticos más solidarios. Por ejemplo, recientemente en Australia se ha conseguido comprar gracias a 40.000 usuarios una playa de propiedad privada por valor de 1,20 millones de euros. El objetivo: que cualquier persona pueda disfrutar de ella.

Como informa Hosteltur, el crowdfunding, antes exclusivo de startups, hoy ya se emplea en diferentes negocios del sector turístico. Los últimos en unirse a esta iniciativa han sido los hoteles de lujo. Uno de los ejemplos más destacados puede ser la cadena Hard Rock Hoteles. Esta compañía recaudó a través de estas plataformas 1,32 millones de euros para llevar a cabo la renovación de un hotel en Palm Springs. Este tipo de acciones forman parte de su programa de fidelización. Sin duda, el crowdfunding está abriendo nuevas puertas al sector, que confía en las ventajas del micromecenazgo para que su clientela deposite su confianza en los proyectos a través de una experiencia directa con los mismos que se traducirá en una serie de ventajas a largo plazo.

Si te interesa especialmente el sector turístico y estás pensando en desarrollar una idea innovadora dentro de este ámbito, conoce nuestro Máster en Gestión y Consultoría Turística y fórmate con los mejores profesionales. Pon en marcha tu idea de negocio y atrévete a crear una empresa turística que revolucione el sector.

Post relacionados que te pueden interesar


Comparte en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *