paro de larga duración

Cómo sobrevivir al paro de larga duración

Tras el varapalo sufrido en enero con la subida de la cifra del paro tras el fin de las campañas de navidad, parece que el mes de febrero ha dado un pequeño respiro, con una bajada 9.355 personas en las listas del paro. Más allá de estas cifras positivas, la realidad es que nuestro país cuenta todavía con 3.750.876 personas en situación de desempleo, según datos oficiales. Cuando ya acumulas muchos meses, e incluso años, en esta situación, es muy fácil caer en la desesperación, pero, aunque no es agradable para nadie, nunca puedes desanimarte, ya que esto no hará más que agravar tu situación, afectando a todos los ámbitos de tu vida.

Aquí te explicamosqué debes hacer si eres uno de los denominados parados de larga duración, como aprender a convivir con tu situación de la mejor manera posible y que además pueda suponer una oportunidad para ampliar tu cv.

Fórmate. Aprovecha el momento de parón para formarte, realizando cursos o másters, de esta manera, podrás no solo aportar algo más en tu currículum, sino también mantenerte al día de todas las innovaciones que se están dando en el sector. Encontrarte en situación de búsqueda activa de empleo, te permitirá conoce cuáles son los requisitos que más piden las empresas, pudiendo elegir la formación que más se adapte a tus objetivos laborales, o incluso podrás comenzar proyectos nuevos, que no te habías podido plantear hasta este momento.

Idiomas. Esta es sin duda la asignatura pendiente de la mayoría de los españoles. El inglés ya es requisito indispensable para la incorporación al mundo laboral, si aún no lo dominas, este es el mejor momento para hacerlo. Si ya crees que tienes los conocimientos suficientes en este idioma, puedes lanzarte a aprender otros, que podrían, no solo enriquecerte a nivel personal, sino también laboralmente. El hecho de llevar mucho tiempo en el paro, conlleva a situaciones de apatía o estancamiento personal y este podría ser el mejor momento para plantearte pasar un tiempo en el extranjero, con la excusa de aprender otro idioma o de abrirte nuevos caminos en el ámbito laboral.

Hobbies. Probablemente cuando llevas mucho tiempo desempleado, lo que menos te apetezca es pensar en nuevos hobbies o rescatar aquellos que ya tenías olvidados, pero debes salir de la zona de confort, ¡y que mejor que invertir tu tiempo en lo que te gusta! Esto será una gran vía de escape para los peores momentos, y además nunca se sabe dónde podría estar la oportunidad que estás buscando.

Haz vida social. Aunque esto puede parecer una tontería, y quizá te parezca hasta ofensivo que alguien te recomiende relacionarte con gente cuando todos tus esfuerzos se aúnan en buscar trabajo, pero relajarse y desconectar es también una parte muy importante de este proceso. Apóyate en tu círculo de amigos y familiares e intenta salir de la espiral de agobio y apatía en la que es muy fácil caer.

Todos nos hemos visto alguna vez en la necesidad de buscar un nuevo empleo, aunque cuando esta situación se alarga puede llevar a la desesperación. Como todo en la vida, los estados de ánimo son cíclicos, y con estos consejos, pretendemos que consigas no hundirte en los peores momentos, y que no te rindas, nunca sabes cuándo llegará tu momento.

Otros posts que te pueden interesar


Comparte en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *