Cómo mejorar tu productividad laboral

Ahora que la mayoría de los trabajadores han vuelto de vacaciones, es hora de retomar el trabajo cargados de energía. Para muchos puede suponer un nuevo comienzo para poner en práctica nuevas ideas o para intentar mejorar ciertos aspectos laborales. En este sentido, tiene una gran importancia la productividad laboral, es decir, el incremento del rendimiento en las tareas que llevamos a cabo. Para ello, te mostramos algunos consejos que puedes poner en marcha para incrementar tu productividad laboral:

  • Descansar lo suficiente: es necesario que duermas las suficientes horas para poder trabajar de forma eficiente. Cuando no hemos descansado lo suficiente somos más lentos a la hora de tomar decisiones y, aunque creamos que tenemos energía para todo el día, trabajamos mas despacio. Una mente descansada es una mente productiva.
  • Planificar el día: lo ideal es levantarse temprano, tomarnos nuestro tiempo para despejarnos, desayunar bien ya que eso nos dará energía y planificar nuestro día en función de las tareas o las actividades que tengamos. De esta forma, iremos preparados de antemano para saber cómo hemos de plantearnos nuestro día, qué es mejor abordar primero y qué tiempos dedicar a cada actividad.
  • Hacer primero las tareas más difíciles: una vez planificado tu día y vistas las obligaciones que tienes que hacer, lo mejor es que abordes las tareas mas difíciles o aburridas lo más pronto posible ya que estarás más concentrado al principio del día.
  • Tener ordenado el lugar de trabajo: tu lugar de trabajo es tanto el espacio físico como el ordenador que utilices. Lo mejor para mejorar tu eficiencia y productividad es mantener el orden; de lo contrario perderás más tiempo del necesario en buscar archivos o documentos que podrías encontrar en un segundo teniendo todo ordenado.
  • Evita distracciones: perdemos mucho tiempo mirando el teléfono móvil, paginas web o redes sociales en nuestro tiempo de trabajo. Estas acciones poco a poco nos van restando tiempo a nuestras labores y hacen que desconectemos de ellas, lo que luego dificulta mucho volver a retomar el hilo. Por ello, es mejor que las evites a no ser que sea totalmente necesario por ejemplo para alguna reunión o llamada importante.
  • Haz descansos: no se trata de trabajar 8 horas seguidas sin parar. Muchas veces, nuestra productividad laboral aumenta si hacemos pequeños descansos que permitan relajarnos o estirar las piernas. De esta forma, descansará tanto tu cuerpo como tu mente. Eso sin, haz estos pequeños descansos sin abusar y perder demasiado tiempo.
  • Formar equipo: muchas veces nos bloqueamos en nuestras tareas. Si tu trabajo te permite cierto grado de creatividad o de desarrollar ideas, puede ser positivo contar con compañeros de trabajo y apoyaros mutuamente en ciertas tareas o al realizar ciertas reuniones.

Puedes poner en practica estos consejos y adaptarlos a tu trabajo y personalidad. Seguramente aumentes tu productividad laboral y realices tus labores de manera más efectiva. Además, si te interesan este tipo de temas o te gustaría aprender más sobre ello, te proponemos algunos de nuestros cursos, como nuestro MBA Online en RRHH o nuestro Curso Online en Organización de Recursos Humanos.

Otros posts que te pueden interesar


Comparte en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *