¿Cómo conseguir financiación para tu startup?

Los jóvenes españoles han logrado burlar la crisis y la gran tasa de desempleo español con una solución que en un primer momento puede parecernos muy complicada. Montar una empresa se ha convertido en una gran oportunidad laboral para muchos españoles, y las startup ganan cada vez más adeptos.

Generalmente , la tendencia de las startup españolas es la innovación y la tecnología, cuyos ejemplos más representativos son quizá whatsapp y snapchat. Pero la principal barrera de entrada con la que se encuentran cada día cientos de emprendedores es la financiación: a los bancos todavía les cuesta conceder créditos y apenas existen ayudas y subvenciones estatales dispuestas a ayudar.

Por ello, os dejamos algunos consejos que quizá ayuden a concluir la ardua tarea de conseguir capital:

  1. Plan de negocio: es lo más básico, en su redacción debemos tener en cuenta un complejo estudio de mercado, sus posibilidades de desarrollo, la previsión de ingresos y gastos y el análisis de la competencia, entre otras.
  2. Conocimiento de los inversores: Cada startup debe conocer bien su negocio para buscar un inversor acorde, así conseguir una inyección económica será una tarea más sencilla.
  3. Capital humano: tener un buen equipo atrae el olfato de los inversores. Debe ser ágil, proactivo y con dotes de liderazgo, dirección y ejecución.
  4. Proyecto innovador: apostar por ideas novedosas, que no estén demasiado implantadas en nuestra sociedad. Así tu startup llamará la atención de los inversores por su originalidad.
  5. Estrategia de Marketing y comunicación: una startup debe promocionarse tanto por medios tradicionales como por nuevas vías de comunicación, para llegar a más segmentos de población.
  6. Escalabilidad: Una startup cuyos recursos no necesitan multiplicarse para obtener mayor beneficio, es una empresa rentable a los ojos de los inversores. Tu negocio tiene que tener la capacidad de optimizar los recursos y aumentar las ganancias de forma exponencial.
  7. Segmento de negocio: Hay que tener claro el target al que va dirigida tu startup, el segmento en el que se va a mover y el tipo de mercado en el que va a entrar.
  8. Presencia: una startup que no está en internet, no existe. Hay que saber manejarse tanto en el mundo real como en el online.
  9. Globalización: Hay que tener una mentalidad abierta y aspirar a internacionalizar la marca, buscando nuevos mercados que garanticen nuestro éxito.
  10. Viabilidad y rentabilidad: cuando creamos nuestra startup debemos tener los pies en el suelo y tener clara la viabilidad del producto y saber si generará interés y fidelidad entre nuestros usuarios.

Si tienes todos estos puntos claros en tu mente, quieres decir que estás preparad@ para iniciarte en el mundo empresarial con una startup. Además, con una formación adecuada en Management conseguirás convertir tu empresa en un gigante.

Post relacionados que te pueden interesar


Comparte en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *