comunicación interna

12 conceptos para definir la comunicación interna

En los últimos años el entorno cada vez más cambiante y la competencia globalizada han llevado a las empresas a fortalecer sus políticas de comunicación interna con el fin de retener y captar grandes talentos. Para ello, hoy en día este tipo de comunicación, antes responsabilidad única del departamento de Recursos Humanos, se separa de este y comienza una andadura en otro área cada vez más presente en la empresa: la comunicación.

Si bien es cierto que hoy se crean cada vez más departamentos de comunicación interna en las organizaciones, su éxito también es el fruto de un trabajo conjunto con Recursos Humanos. Ambos han de trabajar de la mano para garantizar el bienestar del trabajador. Por ello, le hemos propuesto al departamento de Selección de Cegos que elabore a partir de un acróstico con la palabra “comunicación” una lista de 12 conceptos clave sobre la comunicación interna.

A continuación presentamos el listado de conceptos resultante tras este juego:

  • Conocimiento: también conocido como capital humano o talento, forma parte de los activos intangibles que ha de manejar una empresa para garantizar su supervivencia y crecimiento. Saber integrarlo,  identificarlo o nutrirlo dentro de una organización no solo será tarea del departamento de Recursos Humanos, sino también de la comunicación interna.
  • Objetivos: uno de los principales elementos e informaciones que han de conocer los trabajadores desde el primer día de trabajo. Toda compañía tiene una meta a la que quiere llegar antes o después. El conocimiento de ese objetivo por parte del empleado le servirá a él mismo para proponerse retos y saber a dónde tiene que llegar.
  • Motivación: este estado se traducirá en una mejora de la productividad y, por lo tanto, del crecimiento de una organización. Se podría decir que es la principal tarea de la comunicación interna: conseguir que un trabajador sienta pasión por lo que hace y esté satisfecho con aquello que recibe a cambio.
  • Unión: si por algo se caracteriza la comunicación interna es por intentar reforzar el sentimiento de grupo, pretendiendo que cada uno de los empleados se sienta formando parte de un todo más amplio: la empresa. Para ello será necesario comunicar los logros colectivos y realizar workshops u outdoors que fomenten esa percepción.
  • Necesidad: la globalización y las nuevas tecnologías facilitan a las empresas la captación de talento, pero también incrementan el riesgo de perderlo. Será necesario que Comunicación y Recursos Humanos trabajen juntos y garanticen la satisfacción del empleado, que dependerá en gran medida de cómo se relacione dentro de la organización.
  • Identidad: al mismo tiempo que ha de conseguirse un espíritu de grupo en la empresa, también ha de garantizar que el empleado se identifique con ella. Para conseguir así un Brand Engagement fuerte sería necesario tener unos valores como empresa. Estos se traducirán en un mayor compromiso y orgullo de pertenencia por parte de las personas.
  • Clima laboral: como ya se ha comentado, el entorno es fundamental para el bienestar psicológico de una persona en su puesto de trabajo. Para ello ha de fomentarse una buena comunicación entre mandos jerárquicos y eliminar barreras y tensiones que amenacen la estabilidad de un ambiente positivo.
  • Auditoría interna: antes de ponerse a trabajar en un plan de comunicación interna será necesario llevar a cabo una investigación para conocer la situación de la empresa. Para ello se podrán usar diferentes metodologías o herramientas, como por ejemplo la encuesta de clima laboral, el focus group o la monitorización de las redes sociales.
  • Cultura empresarial: se entiende como aquello que identifica a la empresa, su forma de ser y su forma de actuar. El reto de la comunicación interna es conseguir que esta filosofía empresarial se extienda a todos los ámbitos de la organización y sea asumida por los empleados en forma de creencias y compromisos.
  • Intranet: se trata de un sitio web interno que tiene por objetivo informar a los trabajadores y hacerlos partícipes de una serie de iniciativas, que a su vez pretendan generar valor. Entre otras herramientas de comunicación interna se pueden destacar los buzones de sugerencias, el manual del empleado, las redes sociales internas o los workshops.
  • Organización: una buena comunicación es fundamental para conseguir que las diferentes áreas de la empresa estén bien organizadas. De ese modo cada trabajador sabrá qué hacer en cada momento, lo que se traducirá en un aumento de la productividad y una mayor motivación de los mismos.
  • Nosotros: como ya se ha comentado, uno de los retos de la comunicación interna es fortalecer la cultura empresarial entre los empleados. Al mismo tiempo esta ha de perseguir que en dicha cultura predomine el “nosotros” por encima del “yo”, y que se felicite y reconozca abiertamente el trabajo en equipo y la colaboración entre departamentos.

Si también consideras a las personas de una organización sus principales stakeholders y crees que se deberían desarrollar nuevas iniciativas para motivarlas y mejorar su satisfacción en el entorno profesional, nos gustaría presentarte nuestro Máster Online en Dirección de Recursos Humanos y Desarrollo del Talento.

Post relacionados que te pueden interesar


Comparte en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *