writing-1149962_1920_2

Preguntas más habituales en una entrevista de trabajo

Tras la crisis económica, el contexto empresarial ha cambiado tanto en las estrategias de las empresas como en sus prioridades a la hora de contratar profesionales. Actualmente el sector de los Recursos Humanos está viviendo numerosos cambios en la manera de llevar a cabo su actividad. Una de las razones de esos cambios es que las empresas han tomado conciencia de lo importante que son los empleados para el futuro de sus organizaciones.

De esta manera, el concepto de Employer Branding está más en boga que nunca y las organizaciones han comenzado toda una carrera por la búsqueda de los mejores talentos para su negocio. Es por ello que los profesionales de Recursos Humanos se han especializado y las entrevistas de trabajo cada vez son más importantes, tanto para candidatos como para reclutadores. Pero, ¿cuáles son las preguntas más habituales en una entrevista de trabajo?

  • ¿Conoce nuestra empresa?: los reclutadores suelen hacer esta pregunta a los candidatos para saber en qué grado conocen la empresa y su actividad. Conocerla puede transmitir interés y motivación por el puesto de trabajo y la organización.
  • Hábleme de usted: es posible que el reclutador haga alguna pregunta introductoria que sirva para conocer al candidato. En este sentido, lo fundamental es ser formal pero natural. No se trata de hablar de nuestra vida privada, sino de contar lo que hacemos actualmente, qué hemos estudiado o hacia donde se enfoca nuestro perfil profesional. Será el reclutador el que dirija la conversación.
  • ¿Por qué estudió esta carrera?: Es normal que el entrevistador se interese por la formación del candidato, así podrá valorar sus aspiraciones y sus motivaciones. Esta pregunta también le aportará información sobre el camino profesional que desea llevar el candidato y sus esfuerzos para conseguirlo.
  • Hábleme de su experiencia laboral: en este punto lo más importante es saber qué es lo que se requiere para el puesto de trabajo y saber por qué nuestro perfil puede encajar en él. Es necesario hablar de las experiencias, las funciones y las habilidades que más le puedan interesar al reclutador.
  • Ejemplos concretos: es posible que el entrevistador se interese por situaciones concretas y reales vividas por el candidato. Puede referirse a problemas puntuales, situaciones de tensión o la forma en la que el candidato se organiza frente a una carga elevada de trabajo.
  • Preguntas relevantes al puesto actual: si el candidato está trabajando, el entrevistador puede interesarse por sus funciones, las herramientas utilizadas, nivel de responsabilidad o personas a su cargo.
  • ¿Por qué desea cambiar de trabajo?: Esta pregunta puede resultar un arma de doble filo si no se enfocan bien las razones que motivan al cambio. En general, las empresas buscan profesionales que aporten estabilidad a la empresa, de forma que estén seguros de que no se irán pasado un período de tiempo breve.
  • ¿Qué le motiva de este puesto de trabajo?: Muchas veces la razón principal de un cambio de trabajo o de optar a un puesto es la motivación económica. Sin embargo, es bueno que el candidato posea otro tipo de motivaciones (formación, experiencia, conocimiento de la empresa…). Este tipo de motivaciones son vitales tanto para el reclutador como para el candidato, ya que el puesto de trabajo ha de interesarle y motivarle.
  • Otras preguntas: existen muchas más preguntas frente a las que hay que estar preparado y saber contestar para salir con éxito de una entrevista. Por ejemplo, ”¿Por qué dejo/fue despedido de su último empleo?”, ”¿Cómo era la relación con su jefe?”, ‘¿Qué es lo que más le ha gustado de su puesto de trabajo y lo que menos?”, ”¿Qué metas quiere alcanzar profesionalmente?”, ”¿Prefiere trabajar solo o en equipo?”, ”¿Cuándo podría empezar?”, ”¿Cuáles son sus aspiraciones económicas?”, ”¿Por qué quiere trabajar aquí?”, ”¿Qué puede aportar a esta empresa?” o ”¿Cuáles son sus puntos fuertes? ¿Y sus defectos?”. No hay que pasar por alto que a veces también pueden realizarnos preguntas que quizá no tengan sentido, con el objetivo de ver cómo reaccionamos.

Estas son solo algunas preguntas que pueden ayudar a los candidatos a una entrevista de trabajo. Pero no solo son útiles para ellos, ya que para los reclutadores aportan una gran cantidad de información, desde los propios datos que da el candidato hasta su forma de expresarse, su sinceridad e, incluso, su creatividad. Si quieres desarrollar tu carrera profesional en el ámbito de los Recursos Humanos y especializarte en reclutamiento y selección de personal, así como evaluar las competencias de sus candidatos, te recomendamos el MBA Online con especialización en Recursos Humanos.

Otros posts que te pueden interesar


Comparte en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *