Entrevista-trabajo (1)

Cómo superar una entrevista de trabajo

Hace poco presentamos algunos consejos sobre cómo preparar una entrevista de trabajo. Ahora llega el momento de hablar de la entrevista en sí, el momento en el que el entrevistado se ve cara a cara con el entrevistador. ¿Qué puedes tener en cuenta para que tu entrevista de trabajo sea todo un éxito?

  • Sé puntual: es bueno causar una buena primera impresión y eso no se consigue solo por nuestra apariencia física. Llegar pronto a una entrevista de trabajo es uno de los detalles más importantes que hemos de tener el cuenta, así mostramos nuestro compromiso y responsabilidad a la empresa y al entrevistador. Lo ideal es llegar unos 5 minutos antes, es decir, no llegar demasiado pronto pero tampoco ajustar el tiempo. Si se produce algún imprevisto, como atascos, averías de transporte público o motivos personales, es esencial avisar al entrevistador.
  • La forma de dirigirse al entrevistador también cuenta. Lo mejor es saludarle de manera formal y dirigirse a él de esta forma durante toda la entrevista. No está bien visto tutear al entrevistador, ya que es una persona que no conocemos y que es el responsable de nuestra selección. Sin embargo, no siempre es así, a veces las entrevistas adquieren un tono más relajado donde si podemos hablar de tú a tú con el responsable; todo dependerá de cómo se dirija a nosotros e incluso si nos pide que le tuteemos.
  • La posición es importante: no te sientes encorvado ni al borde de la silla, ya que eso denota inseguridad. Adquiere una postura natural y relajada, pero no excesivamente cómoda ya que puede interpretarse como una falta de respeto. En cuanto a los brazos, la postura también es importante ya que si, por ejemplo, los cruzamos puede parecer que estamos cerrados a lo que nos cuentan.
  • Estate atento a todo lo que cuenta el entrevistador, muestra interés y, si lo crees oportuno realiza alguna pregunta. Normalmente el entrevistador te preguntará si tienes alguna duda sobre el producto, la empresa o el puesto de trabajo. Eso sí, intenta evitar preguntas sobre el salario o las vacaciones, normalmente toda esa información te la proporcionará el entrevistador.
  • Sé tú mismo: muestra simpatía sin excederte, habla sobre ti mismo con seguridad y mira al entrevistador a los ojos pero sin intimidarle. No tienes por qué ponerte nervioso, tú eres el que mejor te conoce a ti mismo y puedes contar tu experiencia de forma atractiva.
  • A la hora de hablar, intenta evitar los silencios pero no hables en exceso y no interrumpas. Cuida el lenguaje y responde claramente, con tranquilidad. Es esencial que digas siempre la verdad y sin responder con evasivas o dudas. Por último, intenta evitar las muletillas.

Y lo más importante: se siempre positivo, si una entrevista de trabajo no sale bien, al menos habrás adquirido la experiencia y sabrás qué fallos no realizar en futuras entrevistas. Muchas veces tenemos que realizar varios procesos de selección hasta encontrar el mejor puesto para nosotros, por lo que no te desanimes y se siempre optimista. Si además te interesa el mundo de los Recursos Humanos, te aconsejamos que eches un vistazo a nuestros cursos de RRHH. ¡Mucha suerte y a por ello!

Otros posts que te pueden interesar


Comparte en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *